All Noticias Noticias de Portada Programas y Actividades Recortes de Prensa Noticias Santoral del día Noticias médicas Legislación Noticias Medicas (DESACTIVADA) Refranes y dichos Santoral del día Articulos Sobre Educación Publicaciones Carrera popular ASEM Sin categoría Articulos Coronavirus Recetas Refranes y dichos Recortes de Prensa Trucos Transparencia Cuentas anuales Curiosidades y pasatiempos ELA Articulos de la oficina Online Ictus (AVC) Videos Carrera popular ASEM Articulos seccion ICTUS Memorias de actividades Síndrome de Behçet Transparencia ¿Quiénes somos? Avisos Legales y Protección de Datos Planes DONATIVOS BODAS Respuestas Esclerosis Múltiple Atención psicológica Proyectos Futuros Commercial Legislación Otras Patologías Ataxia Espinocerebelosa Crucigramas Debes saber que... ¿Qué es la Esclerosis Múltiple? Charcot Marie-Tooth Mensajes de Error Art Green-Wave Otras Patologías Logopedia Donativos Localización Respuestas de cocina Únete a nosotros Respuestas de Neurologia Accidentes cerebro vasculares Strumpell-Lorrain Nuestras actividades en internet Síntomas más comunes Diagnóstico Tratamientos Guillén Barre Siringomelia Sindrome de West Sindrome de Marfan Distrofias Musculares Donativos Tech Proyectos Futuros Localización Únete a nosotros Cocina con... Curiosidades y Pasatiempos Educación seccion Respuestas de Oficina Online Esclerosis Múltiple ICTUS (AVC) Ataxia Espinocerebelosa Síndrome de Behçet Distrofias Musculares Charcot Marie-Tooth Strumpell-Lorrain ELA Santoral del día Refranes y dichos Trucos ¿Qué es la Esclerosis Múltiple? Guillén Barre Siringomelia Sindrome de West Sindrome de Marfan Nota Legal Videos (más)
Noticias Medicas (DESACTIVADA)
Microbios intestinales pueden influir en la EM
13 septiembre, 2017
0
Print Friendly, PDF & Email

Microbios intestinales pueden influir en desarrollo de esclerosis múltiple

Los microbios intestinales pueden desempeñar un papel en la neurodegeneración que caracteriza a la esclerosis múltiple, según estudio realizado en ratones que publica la revista PNAS.

Investigadores de la Universidad de California en San Francisco (EE.UU) han identificado microbios intestinales asociados a la esclerosis múltiple en pacientes humanos los cuales intervienen en regular la respuesta inmunitaria en ratones con la enfermedad.

Los autores del estudio esperan, según un comunicado, que este descubrimiento ayude a los científicos a entender los orígenes de la esclerosis múltiple y que pueda llevar a tratamientos, como cambios en la dieta o medicinas basadas en subproductos microbiales que pueda mejorar la evolución de la enfermedad.

La esclerosis múltiple es un trastorno neurodegenerativo que afecta a unos 2,5 millones de personas en el mundo y se caracteriza por la pérdida gradual de la visión, debilidad, temblores y problemas de coordinación y equilibro, que en algunos casos puede llegar hasta la parálisis.

La enfermedad ataca las vainas de mielina que envuelve el axon de las neuronas y aunque se han realizado importantes avances en el conocimiento de la enfermedad durante las últimas décadas, los científico aún no saben por qué el sistema inmunitario ataca a la mielina.

Para el profesor Sergio Baranzini, de la Universidad de California el factor genético “es importante, pero los factores medioambientales deben de tener un papel fundamental”, pues en el caso de gemelos idénticos, que comparten la misma herencia genética, solo en un 35 % de las ocasiones sufren ambos esclerosis múltiple.

El número de estudios que demuestran que los microbios intestinales pueden influir en la función del sistema inmune humano sugirió a Baranzini la idea de que estos pudieran tener un papel en la progresión de la enfermedad, pues el intestino es “la conexión más íntima entre el mundo interior y el sistema inmunitario”.

Lo expertos identificaron en un grupo de pacientes si había especies específicas de bacterias que fueran más o menos comunes entre ellos y luego investigaron cómo puede influir en que el sistema inmunitario ataque la mielina.

Las pruebas señalaron que hay dos tipos de bacterias -A. muciniphila y A. calcoaceticus- que son más comunes en las personas que sufren esclerosis múltiple y propician respuestas inmunes inflamatorias, mientras que la P. distasonis, que tienen en menor proporción, reduce la inflamación.

El siguiente paso fue reemplazar el microbioma de ratones con una forma inducida de esclerosis múltiple por el de personas con esa enfermedad, lo que hizo que los roedores perdieran la células inmunoreguladoras clave y que desarrollaran una degeneración neuronal más importante.

Fuente: elperiodico.com