Noticias
Print Friendly, PDF & Email

La discapacidad alcanzada en las primeras fases de la Esclerosis Múltiple es predictiva del deterioro cognitivo posterior.

Redacción, Barcelona (19-10-2007).- Por primera vez un estudio ha demostrado que la severidad de la Esclerosis Múltiple (EM) en su fase inicial es predictiva del grado de discapacidad cognitiva que se sufrirá posteriormente. Estos resultados son parte del Estudio Betaferon 16-Years Long-Term Follow Up que ha sido presentado en el 23º Congreso Europeo para el tratamiento de la Esclerosis Múltiple (ECTRIMS en sus siglas en inglés).

El estudio demuestra que los pacientes de EM que al comienzo de la enfermedad poseían los niveles más altos de discapacidad -medidos según la escala de medición de discapacidad EDDS (Escala Ampliada del Estado de Discapacidad) o a través de una resonancia magnética (MRI en sus siglas en inglés)- sufrían también un mayor nivel de degeneración cognitiva 16 años después.

“Estos son los primeros datos que demuestran una correlación significativa entre los primeros niveles de referencia de discapacidad y el deterioro cognitivo posterior (concretamente 16 años más tarde)”, explica Dawn Langdon, doctor y catedrático de la Universidad de Londres. “Esto indica que el retraso del desarrollo de la enfermedad mediante un tratamiento temprano puede ser fundamental para preservar la función cognitiva años después”, añade el doctor.

Los resultados de este estudio se relacionan con los de BENEFIT (BEtaferon in Newly Emerging multiple sclerosis For Initial Treatment), según el cual los pacientes con Esclerosis Múltiple tratados con Betaferon después del primer brote experimentan una importante reducción en la progresión de su discapacidad neurológica, retrasando así la progresión de la enfermedad y por tanto (según demuestra ahora Betaferon 16-Years Long-Term Follow Up ) la discapacidad cognitiva posterior.
 

Fuente AZ prensa.com

_____________________________________________________________________

Los expertos coinciden en afirmar que el retraso del desarrollo de la enfermedad con un tratamiento precoz, puede ser fundamental para preservar la función cognitiva años después.

Barcelona, 18 de octubre de 2007.- Por primera vez un estudio ha demostrado que la severidad de la Esclerosis Múltiple (EM) en su fase inicial  es predictiva del grado de discapacidad cognitiva que se sufrirá posteriormente. Estos resultados son parte del Estudio Betaferon® 16-Years Long-Term Follow Up   que ha sido presentado en el 23º Congreso Europeo para el tratamiento de la Esclerosis Múltiple (ECTRIMS en sus siglas en inglés).

El estudio demuestra que los pacientes de EM que al comienzo de la enfermedad poseían los niveles más altos de discapacidad -medidos según la escala de medición de discapacidad EDDS (Escala Ampliada del Estado de Discapacidad) o a través de una resonancia magnética (MRI en sus siglas en inglés)- sufrían también un mayor nivel de degeneración cognitiva 16 años después.

“Estos son los primeros datos que demuestran una correlación significativa entre los primeros niveles de referencia de discapacidad y el deterioro cognitivo posterior (concretamente 16 años más tarde)”, explica Dawn Langdon,  doctor y catedrático de la Universidad de Londres. “Esto indica que el retraso del desarrollo de la enfermedad mediante un tratamiento temprano puede ser fundamental para preservar la función cognitiva años después”, añade el doctor.

Los resultados de este estudio se relacionan con los de BENEFIT (BEtaferon in Newly Emerging multiple sclerosis For Initial Treatment),  según el cual los pacientes con Esclerosis Múltiple tratados con Betaferon® después del primer brote experimentan una importante reducción en la progresión de su discapacidad neurológica, retrasando así la progresión de la enfermedad y por tanto (según demuestra ahora Betaferon® 16-Years Long-Term Follow Up ) la discapacidad cognitiva posterior.

Sobre el estudio Betaferon® 16-Years Long-Term Follow Up

Betaferon® 16-Years Long-Term Follow Up es un estudio multicéntrico observacional controlado que recoge los resultados de pacientes con Esclerosis Múltiple recurrente-remitente que participaron en los ensayos pivotales norteamericanos con Betaferon®. De los 372 pacientes que participaron en el estudio, un total de 179, con una edad media de 51,4 años y una puntuación de 4,5 sobre 10 en la escala EDSS completaron la evaluación cognitiva. Los pacientes se obtuvieron de los tres brazos originales del estudio (Betaferon® 50mcg, Betaferon® 250mcg, o placebo). Para crear el Índice de Rendimiento Cognitivo (CPI en sus siglas en inglés) se combinaron las puntuaciones de cinco pruebas realizadas individualmente. Los científicos compararon los datos obtenidos según el CPI con los obtenidos hace 16 años por EDSS y resonancia magnética.

Sobre BENEFIT

BENEFIT es un estudio multicéntrico realizado en 98 centros de 20 países en el que se incluyó pacientes que presentaban un primer episodio clínico de EM con síntomas típicos de la enfermedad. Las primeras medidas fueron el tiempo de diagnóstico de CDMS (Clinically Definite MS: Esclerosis Múltiple clínicamente definida), el tiempo de confirmación de la progresión en la EDSS y la calidad de vida del paciente (FAMS-TOI). Un total de 468 pacientes fueron distribuidos de forma aleatoria para recibir tratamiento doble ciego con 250 microgramos de Interferon beta-1b (Betaferon®) cada día o placebo mediante inyección subcutánea. El tratamiento controlado con placebo se realizó durante 24 meses o hasta que fueran diagnosticados de EM clínicamente definida. Todos los participantes en este estudio fueron invitados a participar en otro estudio abierto de seguimiento con Betaferon® para ver el impacto del tratamiento inmediato en comparación con el no inmediato en el desarrollo de la enfermedad durante cinco años (estudio BENEFIT FOLLOW-UP). Los resultados publicados en Lancet son el análisis de los datos de tres años.

Los estudios anteriores publicados con este tipo de pacientes se han tenido por menos rigurosos científicamente, debido a su naturaleza retrospectiva, su evaluación no ciega y el alto número de pacientes que lo abandonaron. El estudio BENEFIT fue el primer estudio en pacientes con EM temprana diseñado para evitar estos problemas.

Sobre Betaferon®

Betaferon®, es el primer medicamento disponible que produce una modificación del curso de la Esclerosis Múltiple y ya es un tratamiento consolidado en todo el mundo. Tanto en EE. UU., como en Europa y Japón, Betaferon® ha sido aprobado para todas las formas recurrentes de EM, y recientemente, también para el primer episodio desmielinizante (Síndrome Clínicamente Aislado, CIS). Es capaz de reducir el número de brotes en un tercio y la frecuencia de brotes graves a moderados en más de un 50%. Dieciséis años de seguimiento de los pacientes tratados con Betaferon® desde su lanzamiento han demostrado que es un tratamiento seguro y bien tolerado.

Sobre la Esclerosis Múltiple

La EM es una enfermedad crónica y progresiva del sistema nervioso central que suele asociarse con un incremento de la discapacidad a lo largo del tiempo en las personas que la padecen. Los síntomas de la EM varían de una persona a otra y resultan impredecibles: fatiga o cansancio, pérdida de la visión en uno o ambos ojos, debilidad de una o ambas piernas, entumecimiento y hormigueo en la cara, los brazos, las piernas y el tronco, espasticidad muscular, vértigos, visión doble, disartria y pérdida de control de la vejiga.

Sobre Bayer HealthCare

Bayer HealthCare es una filial de Bayer AG con sede central en la localidad alemana de Leverkusen que, con sus medicamentos y productos para el sector médico, se encuentra entre las principales empresas innovadoras del sector de la salud. La empresa agrupa las actividades de las divisiones Sanidad Animal, Consumer Care, Diabetes Care y Bayer Schering Pharma. El objetivo de Bayer HealthCare es la investigación, desarrollo, producción y comercialización de productos innovadores con el objetivo de mejorar la salud de los seres humanos y los animales de todo el mundo.

Sobre Bayer Schering Pharma

Bayer Schering Pharma es una división de Bayer HealthCare y líder mundial de la industria farmacéutica especializada. Sus actividades comerciales y de investigación se concentran en las siguientes unidades de negocios. Diagnóstico por Imagen, Hematología/Cardiología, Oncología, Atención Primaria, Terapéuticas Especializadas y Salud de la Mujer. Con productos innovadores, Bayer Schering Pharma investiga, desarrolla y comercializa nuevas soluciones terapéuticas en áreas de especialización farmacéutica. De este modo, Bayer Schering Pharma contribuye al progreso médico y a la mejora de la calidad de vida de las personas.

Fuente: Anisalud