Noticias médicas

Siponimod reduce el riesgo de progresión de la discapacidad en la esclerosis múltiple secundaria progresiva.

Su perfil de seguridad es similar al de otros fármacos de su clase y posiblemente se convierta en una nueva terapia para la enfermedad.

La revista The Lancet ha publicado los resultados del estudio de fase III EXPAND, que ha examinado la eficacia y seguridad de siponimod en la esclerosis múltiple secundaria progresiva (EM-SP). El estudio incluyó más de 1600 pacientes con discapacidad moderada o severa, que recibieron placebo o siponimod a una única dosis oral diaria de 2 mg. En comparación con el placebo, la progresión de la discapacidad a los 3 y a los 6 meses fue un 21 y un 26% inferior, respectivamente.

El tratamiento también fue un 23% más eficaz en la reducción de la atrofia cerebral, reduciendo así mismo la tasa de relapso anualizada un 55% a los dos años. Los estudios de neuroimagen a los 12 y 24 meses pusieron de manifiesto una reducción media del 80% en la progresión de las lesiones cerebrales. Ludwig Kappos, investigador principal del ensayo y científico en el Hospital Universitario de Basilea, afirma que los resultados son impresionantes, considerando el avanzado estado de discapacidad de los pacientes.

Hasta el momento ningún tratamiento había mostrado eficacia consistente en la EM-SP, por lo que Novartis, manufacturador del fármaco, planea solicitar en breve la autorización de comercialización a las autoridades sanitarias estadounidenses.

Fuente: immedicohospitalario.es