Gracias al patrocinio de NOVARTIS hemos podido aumentar el equipamiento de la sala de rehabilitación con este novedoso dispositivo mecánico, que realiza un movimiento que reproduce el paso del caballo.

Este movimiento tan preciso, rítmico y repetitivo  repercute  en la cadera, pelvis, raquis, cintura escapular y caja torácica, activando cadenas cinéticas que  modifican y mejoran el control postural e incluso mejora la dinámica respiratoria.

Los ejercicios que  pueden realizarse en el simulador de hipoterapia sirven para estimular las reacciones de equilibrio y para automatizar  la disociación de las cinturas escapular y pélvica,  necesarias para la reeducación del patrón de marcha normal.