Nuevos datos sobre los beneficios de ‘Ocrevus’ (Roche) en la esclerosis múltiple primaria progresiva

La compañía Roche ha comunicado este jueves la presentación de nuevos datos sobre ‘Ocrevus’ (ocrelizumab) en el 4º Congreso de la Academia Europea de Neurología (EAN), que se celebrará los días 16 a 19 de junio en Lisboa (Portugal), que muestran que podría proporcionar beneficios significativos en cuanto a la discapacidad: por ejemplo, retrasar la necesidad de usar silla de ruedas en los pacientes con esclerosis múltiple primaria progresiva (EMPP).
Además, afirman, “Roche continúa su compromiso con las personas afectadas de formas progresivas de la esclerosis múltiple (EM) iniciando dos nuevos estudios en fase IIIb de ámbito mundial en los que se evaluará su eficacia en una amplia variedad de pacientes con formas progresivas de esclerosis múltiple”.

Un nuevo análisis exploratorio correspondiente al período de control ampliado del estudio de fase III ORATORIO en pacientes con EMPP indica que podría retrasar de forma significativa (siete años) el tiempo transcurrido hasta que sea necesario usar una silla de ruedas, medido según el tiempo hasta alcanzar una puntuación igual o superior a 7 en la escala de discapacidad Expanded Disability Status Scale (EDSS) aplicando el criterio de progresión confirmada de la discapacidad sostenida durante 24 semanas.

En los pacientes tratados con ‘Ocrevus’, el riesgo de progresión hasta necesitar una silla de ruedas fue un 46 por ciento menor que en quienes recibieron placebo. Si estos resultados se extrapolan para calcular la mediana de tiempo hasta necesitar una silla de ruedas, los datos sugieren que el tratamiento podría retrasar en siete años la necesidad de usar silla de ruedas (19,2 años con ‘Ocrevus’ frente a 12,1 años con placebo).

“Para los pacientes con EM primaria progresiva, en los que la discapacidad avanza el doble de rápido que en la EM recurrente, tardar siete años más en necesitar una silla de ruedas supondría prolongar el tiempo que pueden vivir independientemente en su casa y seguir trabajando u ocupándose de su familia”, ha señalado Helmut Butzkueven, catedrático y responsable de Investigación en EM y Neuroinmunología de la Escuela Clínica Central de la Universidad de Monash, jefe de servicio de EM y Neuroinmunología de Alfred Health, y director de servicio de EM de Eastern Health.

‘Ocrevus’ está actualmente autorizado en más de 60 países de Norte y Sudamérica, Oriente Medio y Europa del Este, así como en Australia, Suiza y la Unión Europea. Además, se están evaluando solicitudes de autorización en más de 20 países de todo el mundo.

Fuente: bolsamania.com

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas por el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies